NACIONALETAS Y NACIONALITOS, los de las patrias pequeñitas
¿Por qué vuestras mentiras valen más que la verdad? Probablemente sean embustes tan disfrazados de carnaval, que la han dejado exangüe.

Breve respuesta a Carlos Alberto Montaner

Buenas tardes: He leído atentamente su artículo y me gustaría transmitirle que  hacer una separación como la que usted propone solo tiene una posibilidad: “Que los nacionaletas renuncien a toda la riqueza acumulada pues es patrimonio colectivo de todos los españoles, puesto que así se ha configurado en los últimos 150 años”.
Las independencias hoy solo pueden ser posibles si no hay nada que repartir, pero si lo que pretende la parte más rica del país es marcharse, pues muy bien: que dejen toda la riqueza y verán que les ponemos un puente de plata.
Una nacionaleta catalán es alguien que piensa: “Mío es lo que era mío y está en mi casa, también lo que era mío y no está en mi casa, igualmente lo que es de otros y no está en mi casa y además lo que no es mío y no está en mi casa voy a tratar de quedármelo”.

Volver a Enlaces